Iluminación para tu cocina

Si estás planificando o diseñando tu cocina, hay algo que es muy importante y que casi todo el mundo olvida: planificar de la mejor forma la iluminación. Aunque no lo creas, además de formar parte de la decoración, la luz también hace que tu cocina sea mucho más confortable y toda la familia tenga muchas más ganas de pasar tiempo en ella.

En primer lugar, hay que tener muy claro cuáles serán los diferentes usos que harás de tu cocina y en qué espacios, para en cada uno de ellos poner la iluminación más ajustada a tus necesidades.

Siempre debe existir luz en la cocina, que puede ser luz natural, pero también deben existir luces puntuales, que sirvan de apoyo en las diferentes actividades y eviten dejar zonas a oscuras.

Diferentes posibilidades de iluminación para tu cocina

Nuestros diseñadores consideran que la mejor opción para la configuración de la iluminación en una cocina es dividirla en áreas según su funcionalidad.

Una vez tengamos eso definido, en las zonas de disfrute recomendamos la colocación de luces ambientales, así como la integración de luces dentro de vitrinas o lámparas decorativas. Mientras que, en las zonas de trabajo, es mucho más recomendable la colocación de luz fría.

Queremos recordaros que la iluminación interior de los muebles, no solo es útil para estilizará la imagen de los mismos, sino que también los hará mucho más funcionales para tu día a día. Como la que se encienden al detectar el movimiento a través de un sensor, o las que se encienden cuando se abren sus puertas.

Otra opción muy interesante es la iluminación regulable para tu cocina. Se puede jugar con la intensidad y la tonalidad de la luz dependiendo de lo que necesites en cada momento del día.

iluminación luz led
iluminación natural

Iluminación sobre la mesa de la cocina

Dependiendo del espacio con el que cuentes en tu cocina, puedes crear un espacio muy diferente para el comedor. En este espacio es muy importante cuidar la luz que recibirá la mesa, si es natural durante el día, será mucho mejor. Para la noche, nuestros expertos recomiendan una temperatura de color cálida entre 2.700 y 3.00 ºK.

Los objetivos a seguir

Cuando planificamos el mapa de luces de nuestras cocinas, nos planteamos llevar a cabo los siguientes objetivos:

1.Homogeneidad y uniformidad

2. Iluminar siempre por zonas

3.Ausencia de sombras

4.Correcta reproducción de los colores

5.Potencia

6.Bajo consumo

7.Baja emisión de calor

8.Funcionalidad

9.Versatilidad

10.Estética

Si dispones de poco espacio, la distribución es muy importante para sacar el máximo partido a la luz natural. El color blanco utilizado tanto en acabados del mobiliario como para la encimera, es el que ayuda a crear espacios más luminosos y acogedores.

Aunque es mucho más arriesgado, el color negro es muy compatible con cocinas pequeñas. Puedes utilizar tiras led colocadas bajo los muebles altos que harán que la luz rebote en el color negro al mismo tiempo que te dan luz puntual en las zonas de trabajo.

Iluminación con Luces LED

Las bombillas LED son las luces de menos consumo energético. Duran hasta 50.000 horas encendidas y consumen un 80% menos que una bombilla tradicional.

Una de sus principales ventajas es que no generan calor, de modo que cuando estemos cocinando no aumentarán la temperatura de la cocina. Aunque si debemos puntualizar que para llegar a un 100% de iluminación, necesitan unos minutos, esas es su única desventaja.

Em Kouch, queremos ayudarte a que elijas la mejor iluminación que se adecue a tus necesidades en la cocina de tu casa, por lo cual si estás pensando en cambiar de cocina pide cita aquí.

Luz cocina
cocina
He leído y acepto la política de privacidad